¿Por qué hablamos de marketing cuando queremos decir ventas? | Irene Gonzalvo
Marketing ventas
marketing jurídico, comunicación legal,
15662
post-template-default,single,single-post,postid-15662,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿Por qué hablamos de marketing cuando queremos decir ventas?

Tanto el marketing como las ventas están estrechamente relacionados, conviven y se complementan.  Sin embargo, no son lo mismo.

El otro día sufrí una experiencia de este tipo; vi en LinkedIn una oferta de empleo para el puesto de “responsable de marketing” cuando, y atendiendo a la descripción del puesto, lo que la empresa buscaba en realidad era un comercial. Esta experiencia me llevó a pensar que sería interesante tratar en el blog la diferencia entre marketing y ventas.

Marketing y ventas

 

Marketing

Cuando hablamos de marketing (o mercadotecnia) nos estamos refiriendo al estudio del comportamiento de los mercados y de sus consumidores. En concreto, al conjunto de estrategias que, partiendo de un análisis previo, satisfagan las necesidades de los consumidores y nos permitan distinguirnos en el mercado.

En cuanto a los objetivos del marketing, pueden ser múltiples y variados; desde trabajar el reconocimiento de marca dentro de un determinado público, construyendo una imagen de marca positiva, hasta crear un interés real por un producto o servicio dirigido a la compra/contratación. Los objetivos del marketing, habitualmente, son a medio-largo plazo.

Ventas

Cuando hablamos de “ventas” nos estamos refiriendo, concretamente, al proceso de entrar en contacto con personas de nuestro público objetivo para ofrecerles el producto o servicio que comercializamos con el objetivo de conseguir que lo compren o contraten.

El objetivo, por tanto, del departamento de ventas es, como su propio nombre indica, vender. Este objetivo, a diferencia del marketing, es a corto plazo; se trata de conseguir tantas transacciones como sea posible en un determinado espacio de tiempo.

marketing ventas

¿En qué se diferencian?

 

a) Corto plazo vs. medio-largo plazo

Mientras que las “ventas” son cortoplacistas; las estrategias de marketing se plantean a medio-largo plazo.

b) Precio vs. beneficios

Las ventas se centran, como resulta lógico, en las características del producto o servicio y en su precio; el marketing, en cambio, se centra en resaltar el valor y los beneficios de este.

c) Producto vs. consumidor

Mientras que en marketing primero se analiza qué desea el consumidor y cómo podemos suplir esa necesidad; en ventas, primero se cuenta con el producto o servicio y después se piensa cómo venderlo.
Podríamos decir, que el marketing se centra en las necesidades del consumidor (tener el producto/servicio) y las ventas en las del vendedor (vender el producto/servicio).

d) Push vs. pull

Las ventas utilizan estrategias de comunicación “push” (empujar a los clientes hacia el producto); el marketing utiliza estrategias de comunicación “pull” (atraer a los clientes hacia el producto).

 

¿En qué se complementan?

 

A pesar de las diferencias expuestas, uno de los objetivos del marketing es facilitar el trabajo de ventas. Y, como es lógico pensar, el departamento de ventas tendrá un mejor punto de partida si sus potenciales clientes ya han oído hablar del producto o marca porque ha habido un trabajo previo de marketing.

Además, y una vez el cliente adquiere el producto o servicio, hará falta un trabajo de fidelización para conseguir que ese cliente se convierta en un cliente regular.

Como hemos visto,  el marketing y las ventas están estrechamente unidos, conviven y se complementan.  Sin embargo, no son lo mismo.

“El marketing no es tanto el arte de vender lo que produces, sino el arte de saber qué debes producir”
Philip Kotler

No hay comentarios

Deja un comentario